Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cómo comprarán los españoles en 2020

  • Noticias y Actualidad

retail comprador

Pese al alza del ecommerce, las tiendas físicas no han perdido valor ni interés para los clientes. De hecho, el 20% de los compradores que reciben en un sitio web una oferta acaba acudiendo a su tienda física. También se convierten en parte integral del proceso de compra las apps y la publicidad online.

Criteo ha publicado las conclusiones del Shopper Story 2020, informe en el que se explica el proceso de compra de los consumidores, su relación con el entorno online y la tienda física, así como el nacimiento de nuevos canales que complementan a los ya existentes y que permanecen en constante evolución, hasta el punto de convertirse en claves para la estrategia de cualquier marca o retailer.

Según el informe, el ecommerce sigue al alza como piedra angular en el proceso de compra, pero esto no significa que las tiendas físicas hayan perdido valor ni interés para los clientes. Las visitas no cesan por dos causas principales: la experiencia en tienda física y la comodidad. Algo más de la mitad (51%) de los encuestados decide visitar las tiendas físicas durante su proceso de compra para comprobar las ofertas en persona, y el 30% lo hace por la necesidad de conocer de primera mano las características del producto. Por otra parte, casi 1 de cada dos piensa que la ubicación de la tienda facilita las visitas y el 42% de ellos las tiene como recursos de urgencia.

Además, el retail ha entendido que la combinación de tienda física más estrategia online es efectiva. Y es que el 85% de los millenials y la Generación Z busca productos online para luego adquirirlos offline, y el 87% realiza el proceso opuesto. Por itro lado, un 72% de los millenials y la Generación Z compra productos online, pero los recoge en la tienda física.

Demostrado queda que son canales que se retroalimentan. Si es bueno para el online, también lo es para el offline. El 20% de los compradores que reciben en un sitio web una oferta acaba acudiendo a su tienda física, y el 75% tira de cupones para las compras. Es igual si los obtienen vía online o los han recibido en una tienda a pie de calle.

El informe señala asimismo que el ecommerce, a través de la influencia que ejerce en las webs de retailers y marcas en el proceso de compra, ya es clave en el formato omnicanal que domina en nuestro país. De hecho, es más probable que los consumidores inicien su búsqueda online directamente en estas páginas web que en buscadores o marketplaces como Google y Amazon. El nivel de exigencia es alto si tenemos en cuenta que también puntúan factores como los envíos, las fotografías, las opciones de pago e incluso la forma en la que se presentan los productos.

También se convierten en parte integral del proceso de compra las apps, sobre todo en el caso de la Generación Z y los millenials. Recurren a ellas con los siguientes objetivos: buscar productos e ideas (70%), comprobar ratings y reviews (70%), comprar productos y servicios (75%), y comprobar el estado de una compra (77%). Los compradores tienen voz propia, que aprovechan interactuando, dejando opiniones (1 cada 6 meses) buenas o malas (negativas el 50%, positivas el 74%).

Finalmente, el estudio muestra que la publicidad online, una constante en el proceso de compra, es cada vez más personalizada y se considera cada vez menos invasiva. 4 de cada 5 millenials o miembros de la Generación Z reconocen haber descubierto un producto de su gusto gracias a un anuncio online, y entre el 70% y el 80% de los compradores españoles afirma que el contenido que ve o escucha en la publicidad online es de su agrado. Por otra parte, el 63% de la Generación Z y de los millenials afirma que hace clic en los anuncios.