Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Así han cambiado las ventas online durante la cuarentena

  • Noticias y Actualidad

comercio electronico

La restricción de la circulación ha causado un aumento en el comercio electrónico como alternativa a las compras de primera necesidad. El 16 de marzo, primer día laborable bajo el Estado de Alarma, se tramitaron cuatro veces más pedidos y entregas que lo que venía siendo su media.

En términos absolutos, el comercio electrónico mantiene un comportamiento homogéneo a lo largo de este año, con momentos de mayor demanda y otros de valle. Lo que ha cambiado en las últimas semanas es el tipo de producto que los españoles compramos por Internet, según los datos de Packlink. Y es que, la restricción de la circulación ha causado un aumento en el comercio electrónico como alternativa a las compras de primera necesidad.

Noelia Lázaro, directora de marketing de Packlink, asegura que el comercio electrónico “es un claro indicador de las necesidades de consumo de los españoles. Con motivo de la cuarentena por el Covid-19, los ciudadanos compran los productos de primera necesidad, como comida y productos de higiene, dejando de lado otro tipo de artículo, como la ropa y el calzado”. Además, Lázaro destaca el crecimiento de las ventas del sector de los juguetes y los videojuegos. “Es un claro síntoma de las necesidades lúdicas y de distracción con las que se topan los hogares españoles en estas semanas”.

Los datos de Packlink muestran un cambio de tendencia en los hábitos de compra por Internet de los consumidores españoles. Comida y farmacia son, respectivamente, los sectores que han experimentado un crecimiento más llamativo. En el caso de los artículos sanitarios, es a partir del 25 de febrero cuando se empieza a experimentar el ascenso de la compra de productos que no necesitan receta.

Sin embargo, es a partir de la llegada del mes de marzo cuando se produce la verdadera escalada en la compra de este tipo de artículos, duplicándose las ventas con respecto a solo la semana anterior. Y aún deberíamos esperar hasta el 16 de marzo, primer día laborable bajo el Estado de Alarma, para llegar a su máximo anual. Ese día se tramitaron cuatro veces más pedidos y entregas que lo que venía siendo su media.

De la misma manera, el sector de la alimentación también ha visto cómo los españoles se han lanzado de cabeza a comprar estos artículos para que se los entreguen en casa. No obstante, en este caso el alza se ha producido más recientemente. Es justo una semana después de decretarse el estado de alarma cuando los pedidos de comida por Internet han visto crecer su demanda.

En el caso de los juguetes, los pedidos a través de Internet también han visto una importante subida a partir del 23 de marzo, aunque ya desde una semana antes también se empezaba a notar un ligero incremento de este tipo de pedidos. Un crecimiento sostenido en estos últimos días. Una situación parecida a los videojuegos, que desde el día 21 de marzo están experimentando una importante alza.

Por el contrario, el sector de ropa y calzado está viendo cómo en las últimas semanas se están dejando de tramitar tantos pedidos. Una caída que coincide en el tiempo con las alzas experimentadas por alimentación o juguetes.

“Con estos datos queda demostrado la importancia del eCommerce en nuestro país, que sigue siendo una pieza fundamental en el negocio de muchas tiendas online y, que junto a la logística están ofreciendo un servicio sin precedentes en estos tiempos de incertidumbre. Desde Packlink estamos en contacto directo con cada uno de los transportistas para chequear que servicios de transporte son los que realmente están funcionando para transmitir las mejores alternativas a nuestros clientes”, añade Noelia Lázaro.

Esta situación supone pues una oportunidad, tanto para los vendedores online, que pueden aumentar sus ventas, como para las tiendas físicas, que pueden mantener su actividad gracias al comercio electrónico mientras que el movimiento está restringido.